Uno de los problemas de los huertos urbanos es, precisamente, que son urbanos. Y es que las grandes ciudades no facilitan mucho la vida a toda esa fauna auxiliar tan necesaria para la polinización de nuestras plantas y para que las plagas no se descontrolen. Si crees que eso te está pasando a ti, te recomendamos que te hagas con un “hotel de insectos”. Lo puedes comprar ya hecho o puedes construirlo tú mismo. Estos “hoteles” facilitan la presencia de mariquitas, mariposas, abejas silvestres y otros insectos que son primordiales para el éxito de cualquier huerto.