Las propiedades antioxidantes de la remolacha y su contenido rico en fibra la hacen perfecta para todos. Además, gracias a su atractivo color y a su sabor dulce, es una muy buena manera de añadir verduras frías a la dieta de los niños cuando hace buen tiempo. ¡Esperamos que triunfes con la ensalada de cilantro y remolacha!

Elaboración:

1-Hierve las remolachas enteras y sin pelar hasta que estén tiernas, mientras lavas y picas el cilantro.

2-Refresca las remolachas en agua fría, pélalas, córtalas a dados y reserva en un bol.

3-Haz un aderezo con aceite de oliva, sal, azúcar, pimienta al gusto y el cilantro picado.

4-Añade el aderezo al bol con la remolacha y mézclalo todo bien.

5-Déjalo en la nevera al menos una hora para que los sabores se integren completamente.

6-Sírvela fría, removiendo de nuevo antes de ponerla en la mesa.