En el mundo de la jardinería hay elementos que cambian continuamente, variando temporada tras temporada fruto de los gustos imperantes y de las modas. Esto nos gusta a todos, porque nos permite cambiar de vez en cuando, variar lo que nos rodea, descubrir novedades. Pero hay algo que todavía nos gusta más: que se mantengan algunas cosas sin cambios.

Y es que últimamente estamos notando entre nuestros proveedores una fuerte tendencia hacia la recuperación de los materiales y los procesos de fabricación tradicionales. Entre ellos tenemos a Herstera, prestigioso fabricante de macetas entre otros muchos productos. La ampliación de su catálogo con maceteros de arcilla trabajada a mano, cocidos en hornos de leña o aprovechando el poder calórico de las cáscaras de arroz, ha dado como resultado unas colecciones de extraordinaria belleza natural. Sus distintos tamaños, acabados y colores permiten combinarlas a tu gusto.

Pero, como decíamos antes, también nos gusta variar de vez en cuando, y una de las interesantes innovaciones que nos propone Herstera en su catálogo es un pequeño punto de luz led que aporta a tus maceteros un toque de luz mágico, una forma de iluminar las plantas de forma sutil, como si la luz saliera de la misma planta, y que aporta calidez a cualquier rincón exterior por la noche.